Felicidad: De la raíz griega eudaimonía  y del latín felix (fertilidad, prosperidad, suerte…). Se aplicaba  a aquellos que tenían un buen espíritu o la fructificación.

Como podemos ver la etimología resulta de lo más interesante puesto que según esto, se pone en manifiesto que la felicidad no es una emoción, sino un tener cosas materiales, lo que hoy en día llamaríamos éxito.

Read More